Separador

La sonrisa es de los detalles faciales más notorios. Por ello, tener dientes perfectos es una prioridad para muchas personas. Y cuando hay inconformidad en este aspecto, la ortodoncia representa la mejor opción para quienes buscan mejorar su estética dental.

Pero más allá de los beneficios a nivel estético, la ortodoncia tiene como objetivo corregir problemas de alineamiento, mandibulares y faciales. Estas, son condiciones que requieren tratamientos que devuelvan una correcta funcionalidad a la boca.

Dentro de la odontología, cada caso es particular y precisa de un diagnóstico personalizado. Descubre quiénes son candidatos para usar ortodoncia, qué tratamientos existen y cuáles son sus ventajas.

¿Qué es la ortodoncia?

La ortodoncia es una de las especialidades de la odontología que busca estudiar, prevenir y corregir la posición de los maxilares, arcadas, dientes, evitar el apiñamiento y los problemas de mordida, mediante el uso de brackets.

Pero, además de solucionar las alteraciones dentales, también evita la aparición de enfermedades periodontales. Progresivamente, el tratamiento de ortodoncia mejora la alineación de los dientes y las funciones de la boca.

La sonrisa se torna más armoniosa, por lo que también, hay una evolución positiva y notoria a nivel estético. Es importante mencionar que la ortodoncia no se limita a un rango de edad.

Niños, adolescentes y adultos pueden recurrir a este tipo de tratamiento, tras una previa y adecuada valoración odontológica en DentiSalud.

¿Por qué se recomienda un tratamiento de ortodoncia?

Las alteraciones bucodentales representan un problema para el bienestar de los pacientes, debido a la inseguridad que producen en su imagen.

Esto significa que, una sonrisa bonita y saludable es un factor clave para la autoestima personal. Una persona se siente más segura a nivel social y laboral si posee una dentadura blanca y alineada correctamente.

Cuando existe inconformidad con la estética dental, los pacientes recurren a la ortodoncia. En este tratamiento las personas ven una oportunidad para mejorar su sonrisa y sus vidas a través de un buen tratamiento odontológico.

Para los pacientes, la ventaja más obvia de usar ortodoncia es obtener una sonrisa bonita y armoniosa. Sin embargo, las bondades de este tratamiento van más allá, pues ayuda a conseguir una correcta alineación dental, un aspecto fundamental para tener una boca sana.

Cuando los dientes están mal alineados aparecen síntomas molestos para el paciente. Entre ellos, dolor al morder o masticar, lo que deviene en tensión muscular, dolores de cabeza, de cuello y espalda.

Además, los dientes mal posicionados complican la rutina diaria de higiene. Esto hace que mantener limpia la dentadura sea más difícil y la boca es propensa a la aparición de enfermedades orales.

A continuación, verás algunos de los síntomas o problemas para los que se aconseja la ortodoncia. En los próximos enunciados, podrás obtener claves que te ayuden a identificar si eres candidato para este tratamiento.

¿Cómo saber si necesito ortodoncia?

¿Cómo saber si necesito ortodoncia?

El auge de las sonrisas perfectas va en aumento, lo que ha generado una enorme demanda de tratamientos de ortodoncia. En consecuencia, algunas clínicas han visto en esta tendencia la oportunidad para recomendar procedimientos que tal vez el paciente no necesita.

Por esa razón, es indispensable en primer lugar, que cuentes con la orientación de un profesional que realice una valoración de tu caso.

No obstante, en DentiSalud te compartimos algunas señales que pueden ayudarte a reconocer si necesitas un tratamiento de ortodoncia:

Dientes mal alineados

Es cuando una o más piezas dentales presentan una alineación incorrecta o están torcidas. Esta condición genera molestias al masticar e incluso genera problemas al hablar.

Los dientes torcidos acumulan más placa y caries debido a que el cepillo no alcanza a limpiar bien los dientes. Esto también aumenta la posibilidad de contraer enfermedades periodontales.

Presencia de diastemas

Presencia de diastemas

Se le denomina diastemas al espacio excesivo entre dientes. Es más común en los incisivos centrales, aunque se puede presentar también en cualquier par de dientes. Si la separación es muy profunda, pueden generar dolores de cabeza, cuello y oído.

Además, representa un problema incómodo para el paciente a nivel estético que interfiere en su desenvolvimiento social.

Apiñamiento

Cuando las piezas dentales son demasiado grandes y no pueden acomodarse adecuadamente en el espacio que ofrecen los maxilares. Como consecuencia, los dientes se “montan” unos sobre otros.

Estas deformaciones dentales pueden presentarse desde la infancia y su aparición puede deberse a factores genéticos. El apiñamiento puede causar problemas de articulación mandibular.

Sobremordida

En estos casos, las coronas de las piezas dentales superiores ocupan casi por completo las coronas de las piezas dentales inferiores. Este problema origina molestias musculares a nivel de mandíbula y altera la masticación.

A largo plazo, los problemas de sobremordida pueden causar problemas digestivos y afectar el bienestar de las encías y los huesos.

Submordida

Cuando los dientes inferiores se extienden hacia delante de forma excesiva. A esta condición también se le conoce como prognatismo y crea un aspecto de “bulldog” en el rostro del paciente.

Debido a la mala alineación de la mordida, se pueden presentar desafíos para hablar correctamente. También puede causar dolores en la boca y dificultad para masticar los alimentos.

Mordida abierta

Se refiere a una alteración facial que impide cerrar los dientes frontales de la arcada superior con los de la arcada inferior. Esto provoca una abertura bastante visible entre ambas arcadas y causa un problema estético que afecta la autoestima del paciente.

La mordida abierta es un problema que puede tener origen en los hábitos de la infancia, como chuparse los dedos. Morder objetos y empujar los dientes con la lengua también pueden ser causantes de esta deformación.

Mordida cruzada

Se presenta cuando una o varias piezas de la arcada superior, al cerrar la boca, quedan por detrás de las piezas de la arcada inferior. La mordida cruzada puede impedir un normal desarrollo de la estructura facial. Adicionalmente, puede causar problemas musculares y articulares.

Tipos de ortodoncia

Existen diversos tipos de tratamientos y cada uno es diseñado a medida para corregir los problemas antes mencionados. El nivel de severidad es lo que determinará el tipo de ortodoncia a realizar.

Es importante que tengas claridad sobre los tipos de tratamientos disponibles en el mercado. No obstante, es esencial acudir a una evaluación con el especialista. Este profesional es la persona calificada para recomendar cuál es la opción más indicada, según el caso.

Conoce los diferentes tipos de ortodoncia y cómo pueden ayudarte a corregir tu sonrisa:

Ortodoncia metálica convencional

Ortodoncia metálica convencional: Ortodoncia Comodity

Son los brackets metálicos tradicionales, los más conocidos entre los aparatos fijos. Este tipo de ortodoncia va cementada sobre la cara visible de la pieza dental. Es uno de los tratamientos más económicos, pero también es la opción menos discreta.

Pese a que son menos estéticos en comparación con alternativas más modernas, siguen siendo muy demandados debido a su efectividad.

En DentiSalud, este tratamiento incluye 24 controles, 2 montajes y la fase higiénica. Para no perder la alineación lograda, contarás con dos placas de retención o retenedores al finalizar el tratamiento de ortodoncia.

Pero si buscas unos brackets metálicos mini, puedes iniciar también el Tratamiento de Ortodoncia Comodity, con aparatos más pequeños que los convencionales y que  pueden generar menos incomodidad para el paciente.

Este tipo de ortodoncia era relacionado con el uso infantil, porque eran niños los que principalmente se sometían a este tratamiento.

Sin embargo, hoy son muy demandados entre adultos y adolescentes que buscan corregir problemas con su sonrisa.

Ventajas

●     Representan una alternativa más económica.

●     Gozan de una mayor resistencia gracias a sus materiales de fabricación.

●     Poseen un alto nivel de eficacia para corregir cualquier problema de posición, alineación y mordida.

●     Pueden cementarse en más de una ocasión si llegasen a caerse o romperse.

●     Son higiénicos y fáciles de limpiar durante la rutina de cepillado.

●     Permiten añadir ligaduras de colores para mejorar el aspecto estético.

Ortodoncia Low Friction

Ortodoncia medicada: Ortodoncia Low Friction

Se trata de brackets metálicos más cómodos, diseñados para generar una menor fricción y cuidar las raíces dentales. Se requiere el uso de gomas o ligaduras para sostener el arco del aparato.

Los brackets poseen una tecnología avanzada que permite alinear los dientes más rápidamente y sin necesidad de ejercer mayor fuerza. Esto hace que el tratamiento sea más corto y por supuesto, menos doloroso.

Si deseas un tratamiento más cómodo y delicado con tus raíces dentales, en DentiSalud puedes iniciar el Tratamiento de Ortodoncia Low Friction.

Ortodoncia cerámica convencional: Ortodoncia Clear

Ortodoncia cerámica convencional: Ortodoncia Clear

Es un sistema más discreto en comparación con los brackets tradicionales, ya que se asemejan al tono natural de tus dientes.

Están fabricados con materiales similares a la porcelana, lo que evita los destellos que producen los brackets metálicos convencionales.

Otra de las ventajas de los brackets cerámicos, es que no poseen bordes que lastimen tu boca o encías. Además, destacan por su gran resistencia, lo que impide que se produzcan roturas en cada elemento.

Los brackets cerámicos, sin duda, representan una de las alternativas más estéticas, eficientes y seguras dentro de la ortodoncia.

Ortodoncia autoligada

Ortodoncia autoligada

Este tipo de ortodoncia tiene un componente móvil que sujeta el arco con los brackets. Se le denomina autoligada, porque los aparatos tienen incorporados unos sistemas que cumplen la función de las ligaduras, pero sin llevarlas.

Al no tener ligaduras es una ortodoncia de baja fricción, lo que evita molestias y dolor al paciente. Es uno de los tratamientos más demandados en la actualidad, debido a que requiere un menor tiempo para conseguir resultados.

El factor estético es otra gran ventaja de la ortodoncia autoligada. Son brackets discretos, desapercibidos, en comparación con los aparatos convencionales.

También facilita la rutina de higiene, por lo que ayudan a prevenir enfermedades como gingivitis, periodontitis y caries. Sin embargo, para una limpieza óptima se aconseja el uso de una buena seda dental y cepillos interproximales.

La ortodoncia autoligable soluciona todos los problemas de mordida, apiñamiento y diastemas. En un corto periodo, el paciente consigue un óptimo alineamiento dental y una sonrisa más armoniosa y saludable.

En DentiSalud contamos con una gama de brackets autoligables, diseñados con tecnología de última generación, para brindarte la mejor experiencia.

Entre los alternativas que ofrecemos para tu tratamiento están:

●     Ortodoncia Fast Clipper: Con esta alternativa olvídate de los elásticos y obtén solución a tu problema con mayor rapidez.

●     Ortodoncia Fast & Clear: Un tratamiento rápido que te permite olvidarte de los elásticos y lograr que pasen desapercibidos.

Alineadores transparentes

Alineadores transparentes

Esta moderna alternativa te brindará la confianza para sonreír tranquilamente y avanzar en tu carrera. Si eres una persona activa y con muchas metas que cumplir, los alineadores transparentes son ideales para ti.

Ahora bien, ¿en qué consisten estas piezas? La ortodoncia ha evolucionado a pasos agigantados, brindando procedimientos mucho más efectivos, rápidos y con una calidad asombrosa.

Tanto, que actualmente cuentas con un sistema invisible para mejorar tu sonrisa. Estos alineadores están fabricados en plástico traslúcido a partir de una impresión de tu dentadura.

Su función es desplazar tus dientes a la posición correcta. Al cabo de dos meses aproximadamente, tendrás que cambiarlo para que tu especialista te provea de otro nuevo.

De esta manera, se ajustarán a la perfección cuándo y dónde quieras, ¿sabes por qué? Conoce a continuación, las grandes ventajas de este sistema de vanguardia.

1- Los alineadores transparentes son totalmente removibles y no requieren ningún tipo de pegamento.

2- Podrás retirarlos para comer, además de poder usar seda dental sin problemas.

3- Cepillar tus dientes nunca ha sido tan fácil y, lo mejor de todo, es que posee una impresionante configuración visual.

Este sistema de ortodoncia es perfecto para quienes desean un mayor nivel en estética dental. Pero, ¿son adaptables a tu estilo de vida? ¿Cumplen con tus expectativas y requerimientos?

Seguramente deseas elevar tu calidad de vida, ser líder y obtener mejores oportunidades laborales. Poder captar la atención de clientes en tus negocios y ser una imagen motivadora y persuasiva para lograr tus objetivos.

Entonces, ¿cómo llevarlo a la realidad? Es claro que posees grandes sueños y tienes todo el potencial para lograrlo, pero requieres apoyo profesional.

¿Ya conoces el poder de una sonrisa? Las personas más exitosas cuentan con una sonrisa pulcra, armónica y realmente cautivadora.

Poseerla te brindará mayor seguridad y libertad para expresarte correctamente y hablar de forma fluida. Un paso antecede a otro más grande, logra lo que quieras y dile sí a una nueva vida.

ebook ortodoncia

DESCÁRGATE YA NUESTRO EBOOK:

Paso a paso: La Colocación de Brackets y sus cuidados

Separador

Procedimiento para poner brackets

La ortodoncia te brinda un universo de posibilidades para obtener, de una manera eficiente y saludable, una mejor sonrisa. Esta te ofrece gran diversidad de aparatos de tipo fijo y removible para posicionar correctamente tus piezas dentales.

En DentiSalud, nuestro equipo de expertos está listo para brindarte los mejores tratamientos y transformar tu sonrisa. Mediante el uso de brackets podrás obtener resultados progresivamente y verás un cambio real.

Son totalmente efectivos y adaptables a tus necesidades específicas ¿Quieres conocer cómo se colocan? Debes saber que antes de este paso, es esencial realizar ciertas evaluaciones para asegurar el éxito. Te explicamos.

Evaluación diagnóstica

Lo primero que debes hacer es concertar una cita para examinar a detalle todos los aspectos involucrados en el proceso. Este estudio determinará si requieres brackets, además de identificar posibles enfermedades o emergencias dentales.

Evaluación de tu caso

Evaluación de tu caso

Debido a que cada paciente es diferente y tiene requerimientos distintos, es esencial diseñar un plan especial para ti. Al evaluar tu caso en particular, será más fácil determinar el tipo de brackets más adecuado.

Dentro de este proceso, se ejecutarán varios exámenes, tales como radiografías, imágenes intraorales y extraorales, así como modelos de estudio.

Mediante las radiografías podemos analizar tu dentadura y estructura ósea, encías, raíces, entre otros. Las fotografías intraorales son imágenes internas de tus piezas dentales.

Analizaremos toda la parte posterior de tus dientes inferiores superiores, además del arco dental. En el caso de las fotografías extraorales, podremos fotografiar el área frontal de tu dentadura.

Todas estas imágenes funcionarán durante todo el procedimiento, a fin de constatar tu desarrollo y progreso. Por último, se deberá realizar un modelo de estudio, ¿conoces de qué se trata?

Es una reproducción física, fiel de tu estructura dental. Este modelo elaborado con tecnología avanzada, funcionará para diseñar un plan ideal para ti.

Ahora, luego de estas etapas, ¿qué sigue? Prepárate porque llegó el momento de la colocación de tus brackets.

Actualmente existen muchas opciones, las cuales te ofrecemos en DentiSalud. La tradicional está formada básicamente por los brackets, bandas elásticas y arco de alambre.

Cada bracket se cementa al frente de cada diente, cuya función será tensar el alambre para generar un desplazamiento dental.

Las bandas ayudan a la fijación del arco en cada bracket, ajustando la posición cada 4 o 6 semanas. Así comienza la fase activa, descubre todo el proceso a continuación.

Alineación y nivelación

En este paso se procederá a corregir el apiñamiento dental utilizando fuerza o presión leve. La duración total de esta etapa de ortodoncia será de 6 a 8 meses aproximadamente.

La idea es movilizar los dientes de forma armónica, nivelando las arcadas y preparando un ambiente óptimo para el siguiente nivel.

Corrección de mordida

Tus dientes ya se encuentran alineados, ahora es necesario colocarlos en la posición correcta para que tu mordida coincida adecuadamente.

Para lograrlo, se requiere la colocación de ligas que halarán tus piezas dentales, esto en caso de que uses brackets metálicos o convencionales. Si usas brackets distintos, como los autoligados, no será preciso utilizar bandas elásticas.

Cerramiento de espacios

Como sabes, la ortodoncia te brinda una sonrisa espectacular, pero también promueve la salud oral. Esta etapa de cerramiento de espacios es importante, ya que evita que se acumulen restos de comida entre tus dientes.

Los espacios interdentales incrementan el riesgo de fracturas, placa bacteriana o caries ¿Sabes cómo se llaman estos espacios? Su nombre es diastema y se observa, frecuentemente, en los dientes frontales del maxilar superior.

Puede ser causado por diferencias de tamaño de dientes, ausencia de piezas dentales, frenillos, sobremordida o desalineación. De cualquier forma, cuentas con nosotros para resolver este y cualquier problema dental.

Acabado y terminación

Ya casi culmina tu proceso de ortodoncia, ahora es tiempo de que cuides tus dientes con compromiso. Mantener una buena higiene oral, así como una óptima limpieza de tus brackets será clave para progresar.

Ahora, tu dentista realizará algunos ajustes para posicionar tus dientes y corregir discrepancias en la línea media. Recuerda consultar todas tus dudas para que el proceso sea claro y gratificante.

Retiro de brackets

Retiro de brackets

Llegó el momento más emocionante, ¡el día de quitar tus brackets! Tu mordida se ve muy bien, ahora sonreirás con mayor seguridad y, definitivamente, mostrarás una mejor versión de ti.

Te recomendamos asistir a tu cita de forma puntual y no retrasar este paso. Retirar tus aparatos en el momento adecuado es determinante para el éxito de la ortodoncia.

Pero el proceso no acaba aquí, aún queda trabajo y debes ser consciente para cuidar tu sonrisa. La buena alimentación, higiene y evitar vicios (alcohol y cigarrillos) son factores que protegerán tu salud dental.

La retención

El trabajo de ortodoncia ha logrado que todas tus piezas dentales se hayan desplazado por mucho tiempo. Pero los dientes no dejan de moverse y es importante que adaptes tu rutina para cuidar tu sonrisa.

Esta incluirá el uso de un retenedor dental, elaborado especialmente para ti. El mismo posee las medidas exactas y ha sido diseñado cuidadosamente para mantener tus dientes bien posicionados.

Cada caso es diferente, por lo que deberás consultar con tu odontólogo. Generalmente, es recomendable utilizarlo durante las noches por 3 meses, pero cada caso es particular.

Bien, ahora ya sabes cómo mejorar tu sonrisa mediante la colocación de brackets, pero ¿sabes qué tratamiento te conviene más? Acá descubrirás cómo elegir la mejor opción en ortodoncia.

¿Cómo elegir el mejor tratamiento de ortodoncia para ti?

La ortodoncia te brinda mejores dientes, con la posibilidad de durar toda tu vida, además de una boca saludable ¿Te gustaría? Seguro que sí, pero para ello es necesario conocer cómo seleccionar un tratamiento ideal para tu caso.

Es importante que obtengas la mejor información, oportuna y de la mano de verdaderos expertos dentales. Existen muchas variables y factores que influyen sobre cada paciente.

Tener un diente partido, presentar maloclusión (mala mordida), desgaste en piezas dentales, diastema o problemas de mandíbula, etc. Cada caso posee requerimientos distintos, por lo que la revisión y asesoría de profesionales será esencial.

Nuestro equipo de DentiSalud espera por ti, contamos con tecnología de primera y dispuestos a brindarte apoyo. Cuentas con nosotros en todo momento.

Vive tu día normal con brackets: Consejos

Vive tu día normal con brackets: Consejos

Muchas personas creen que usar brackets puede ser molesto y optan por no comenzar un tratamiento de ortodoncia ¿Crees que esto sea razonable? Absolutamente no.

Al utilizar brackets, experimentarás sensación de incomodidad por tener un objeto extraño dentro de tu boca. Pese a que este aparato de ortodoncia fijo cuenta con gran funcionalidad y avance, está en un área sensible.

Este sistema está hecho para mejorar tu apariencia, brindarte mayor confianza al hablar y fortalecer tu salud dental. Tu vida no debe ser perturbada por tener brackets, ya que hay maneras de continuar con tus actividades diarias.

Por ello te explicaremos cómo realizar algunas tareas rutinarias esenciales, tales como alimentarte y cepillarte ¿Te animas? Entonces, vamos.

¿Cómo comer? ¿Qué no comer?

Tener ortodoncia no debe significar la privación de platos en tu menú. Es importante que comprendas que puedes comer lo que quieras, sin reprimirte.

Lamentablemente, esta concepción errada ha formado parte de mitos por años. Pero sí existen normas que serán prudentes respetar ¿Quieres conocerlas? Aquí vamos.

1- El consumo de snacks o mecato diarios debe restringirse lo máximo posible. Sin embargo, comerlos de vez en cuando no representa un pecado.

Es más importante realizar ajustes para no abusar y mantener un equilibrio, recuerda que todo es balance.

2- Cuida tu dentadura evitando alimentos demasiado duros, morder hielo o comer almendras o coco puede dañar tu trabajo de ortodoncia. Desestimar estas reglas podría causarte pérdidas de dinero, tiempo y esfuerzo.

3- Otro dato importante es evitar comidas muy pegajosas ¿Por qué? Estos alimentos incrementan el riesgo al quedar adheridos a tu aparato dental. Así que, si quieres mascar chicles, mejor déjalo para otro momento.

Recuerda que tu ortodoncista es un profesional capacitado para resolver tus problemas dentales. Pero, además, posee el conocimiento para responder todas tus dudas, evitando que cometas errores que pueden ser perjudiciales.

¿Cómo cepillarse los dientes?

Para mantener una sonrisa brillante y llena de salud es esencial la correcta higiene dental. Este cuidado es crucial en cualquier etapa de tu vida. Hacerlo te alejará de problemas como caries, placa, enfermedades gingivales, entre otros.

Mientras envejeces, tu estado de salud adquiere mayor prioridad. Los problemas dentales son causantes de mayores daños a la salud, incluyendo en casos extremos, la muerte.

Tal es el caso del cáncer oral, producido por mala higiene, además del consumo de tabaco y alcohol en exceso. Los infartos también pueden ser producto de acumulación de bacterias bucales que han ingresado al torrente sanguíneo.

¿Conoces la enfermedad periodontal? Al acumularse bacterias y residuos de comida por ausencia de un correcto cepillado y falta de higiene, se forma la placa.

Esta placa bacteriana se transforma en sarro, inflamando e irritando tus encías. Situación que se conoce como gingivitis, pero puede evolucionar hacia una peor.

La periodontitis es la fase más grave e irreversible, causando la pérdida de soporte y de sujeción dental. Destruye las encías y el hueso maxilar y es la principal causa de pérdida de dientes en adultos.

Por ello la importancia de aprender las técnicas adecuadas de cepillado y limpieza dental ¿Sabes cómo hacerlo? Acá te explicamos en detalle, así que atiende estas recomendaciones para sonreír mucho más.

1.    Cepilla tus dientes al menos dos veces por día, usando crema dental con flúor para deshacerte de la placa.

2.    Es importante el uso diario de seda dental, ya que evitará la acumulación de bacterias y residuos de comida. Este paso es esencial para evitar que la placa se endurezca y se convierta en sarro.

3.    Usa el enjuague bucal antes o después de cepillar tus dientes.

4.    Visita a tu odontólogo de forma periódica para evaluar tu salud dental y, de ser necesario,  s para asegurarse de que tienes una buena salud bucal.

5.    Evita el consumo de azúcares, ya que además de ser perjudiciales para tu salud, dañarán tu esmalte dental.

Son simples recomendaciones, pero claves para que goces de buena salud y exhibas una hermosa sonrisa.

¿Qué sucede después de la ortodoncia?

Finalmente llegó el momento de lucir tu sonrisa y darle paso a la mejor versión de ti ¿La conoces? Un ganador, alguien seguro y con todas las herramientas para avanzar en la vida.

Culminó tu plan de ortodoncia y lo ideal es que cuides tus nuevos dientes para que todo el esfuerzo valga la pena. Ahora deberás enfocarte responsablemente en la etapa llamada “Retención”.

Su nombre se debe al uso del retenedor, el cual necesitarás para mantener todos tus dientes en su posición correcta. Luego de tanto tiempo de movilidad, las piezas dentales tienden a volver a su lugar original.

Los tejidos que rodean los dientes también tardan en adaptarse al cambio de posicionamiento ¿Te imaginas? Perderías gran parte del trabajo logrado, por ello es recomendable utilizar este dispositivo dental.

En la fase de retención debes comprometerte para seguir al pie de la letra las directrices de tu especialista. Recuerda mantener una óptima higiene oral, cuidando tus hábitos de alimentación y evitando vicios como fumar o tomar alcohol.

Los retenedores y tipos

En la fase de retención destacan dos tipos de retenedores. Acá te vamos a explicar cómo funcionan  los de tipo fijo y los removibles. Prepárate a conocerlos.

1- Retenedores fijos: Estos se componen de un hilo o tensor especial hecho de alambre, el cual se coloca en la parte interna de tus dientes. Estos se recomiendan mayormente en pacientes con enfermedades periodontales previas.

2- Retenedores removibles: Como su nombre lo indica, se pueden remover. Poseen la facilidad de quitarse y volverse a colocar en su momento indicado.

Son súper cómodos al comer o cepillar tus dientes, ya que puedes retirarlos fácilmente. Se adaptan perfectamente a la forma de tu dentadura y otorgan practicidad, ya que puedes limpiarlos con frecuencia.

Generalmente son utilizados durante el día por un tiempo determinado y luego por las noches. Promueven una correcta retención mientras duermes, por ser el momento de mayor posibilidad de desplazamiento dental.

Es tu ortodoncista quien te guiará en este proceso y supervisará cada aspecto. Podrá determinar el tiempo de uso de tu retenedor, así que no olvides seguir sus recomendaciones y consultar cualquier inquietud.

Por qué elegir DentiSalud

¿Por qué elegir DentiSalud?

La ortodoncia está diseñada para posicionar correctamente tus dientes y alinearlos de forma armónica. Este procedimiento no solo abarca el aspecto estético, va más allá, se trata de un tema de salud dental.

A lo largo de este artículo has podido valorar la esencia, cuidados y procesos clave para mejorar tu sonrisa. Entonces, ¿qué esperas? Toma tu decisión.

Ya conoces la importancia de la ortodoncia, todo lo que puede hacer por ti y los beneficios de cuidar tu salud. Aún tienes un largo camino por recorrer, metas que cumplir y éxitos que cosechar.

Pero, ¿sabes a quién acudir? Es importante contar con un equipo multidisciplinario, enfocado y comprometido con tu salud.

Un verdadero grupo de expertos dentales que, con mística, ética, valores y capacidad, logren mejorar tu vida. En DentiSalud estamos conscientes de tus necesidades.

Nuestro objetivo es brindarte el cambio que requieres para volver a sonreír. Sentirse seguro de sí mismo, sin complejos o vergüenza al hablar, no tiene precio.

¿Tienes alguna inquietud dental? ¿Te gustaría mejorar tu aspecto mediante un procedimiento adecuado y adaptable a tu bolsillo? ¿Eres una persona alegre, pero te reprimes y sientes frustración por no poder sonreír libremente?

Todo tiene solución cuando te pones en buenas manos, con pasos firmes, decididos y ganas de transformarte. Sí es posible y queremos ayudarte.

Pregúntanos acerca de tu plan de implantes

Llena tus datos y nosotros te contactamos

Nos comprometemos a NO utilizar su información de contacto para enviar SPAM

Llama sin costo desde tu celular al

#339

Call center:

745 9000 Bogotá